sábado, mayo 27, 2006

El infierno de los vivos no es algo por venir; hay uno, el que ya existe aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Hay dos maneras de sufrirlo: la primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es arriesgada y exige atención y aprendizaje contínuos: buscar y saber quién y qué, entre tanto infierno, no es infierno y hacer que dure y dejarle espacio.

"Las ciudades Invisibles". Italo Calvino

Y es lo que yo digo... hagamos que dure y dejémosle espacio, no?

5 Comments:

Blogger Reaño said...

Eso... y ponerle ginebra y una terraza bonita...

Por cierto, ya está listo el Manifiesto!

1:38 p. m.  
Blogger privada said...

Que lindo haber encontrado este blog, lo agrego a mis suscripciones de inmediato.
Les leo.

1:57 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Cita perfecta... Casi con esa idea andaba yo todo el día, y Calvino salió y disparó y me dejó mudo, como solía... Cuidadores de espacios (y personas) imposibles del mundo...

7:30 p. m.  
Blogger El Piscuis said...

Es bueno encontrarse con algunas almas en pena para compartir nuestros infiernos y paraisos...

Salut todos!!!

8:39 p. m.  
Blogger Pam said...

Maravilloso texto de Calvino. En pocas líneas, dice mil cosas, plantea mil debates.
En mi opinión, el infierno no es un lugar. Es una circunstancia planteada aquí en la tierra, en miles de lugares del mundo, cuyo autor es siempre el hombre.

4:11 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home