lunes, octubre 30, 2006

Pascal Comelade

A Tombouctou sans mariachis.

Powered by Castpost


Sábado a la noche, colofón de un día raro y repleto de historias y emociones. De nuevo asisto a un concierto de Pascal Comelade y una vez mas vuelve a sorprenderme, esta vez con nueva banda presentando su último disco “Expontex Sinfonia”, en realidad ha sacado dos a la vez, también “La manera més salvatge” con el poeta catalán Enric Casasses. Desde el año 85 cuando realizó su primer concierto en la Plaza del Sol de Barcelona en las fiestas de Gracia, muchos son los locales pequeños y grandes donde lo hemos podido ver, incluido el concierto frente a la Catedral en las fiestas de la Merçé.

Hombre de patillas y zapatos puntiagudos, seguidor de la filosofía catalana de la Catedral de mondadientes y la Sagrada Familia de tapones de cava como lo demuestra su colección -ya museable- de instrumentos inverosímiles.
Pascal nació en el Rosellón francés, él se siente un catalán del norte, “trilingüe vocacional”, barcelonés de adopción, “ciudadano del mundo” y gran compositor. Música para teatro, ballet, películas, y mas de treinta discos, en los últimos veinte años ha trabajado con instrumentos de juguete, formó la Bel Canto Orquesta y la Toy Limited Orchestra, últimamente muchos músicos han querido colaborar con él; Michael Nymam, Gavin Bryars, Robert Wyatt, PJ Harvey, Goran Bregovic y sus amigos de aquí por supuesto, Victor Nubla (Macromassa), Ricardo Solfa-Sisa, Gat (Buildings- Raeo) o Mark Cunningham y las numerosas colaboraciones con Enric Casasses. Ahora ya empieza a tener musicos seguidores, los mas famosos los barceloneses “Cabo San Roque” y los mas exóticos; un grupo japonés llamado “Les Pascals” que se dedican a hacer versiones de sus piezas.

Los instrumentos.

Su música se puede definir como una batidora donde se ha introducido entre otras muchas cosas; Ennio Morricone, Nino Rota y las bandas sonoras de películas, Paolo Conte, Camarón, Dylan, Los Stones, La sardana del domingo en la plaza del pueblo, la polca, la tarantela, el pasodoble, la petenera, el vals y todas las músicas bailables de 1 2 3, la música popular catalana y la del norte de Italia y sur de Francia. Así Pascal realiza versiones de todos ellos muy suyas con sus curiosos instrumentos y sus tremendas y a veces minimalistas piezas propias.

Pascal Comelade & Robert Wyatt
September Song. Una de las canciones de mi colección de versiones.

Powered by Castpost
Un dato curioso Pascal lleva 30 años comunicándose vía postal –casi una al mes – con Robert Wyatt.

Los músicos.



Hombre eternamente de negro y muy serio, anteayer fue la primera vez que le oía la voz claramente, estaba acompañado por un puñado de buenos músicos. A la batería de juguete y percusiones varias Didier Banon. A los vientos y percusiones aún mas extrañas; Pep Pascual que nos deleitó con alguna de las piezas mas impresionantes; en plena cortina de sonido llevaba la voz cantante desinflando un globo, soplando pajitas de refresco y cambiando las notas a base de cortarla con una tijeras, o una batería de timbres ding dong de puerta. Jean-Paul Daydé al bajo parecía recién sacado de una orquesta de fiestas de pueblo. Y Gerard Meloux a las guitarras, aunque también utilizó alguno de los pianos de juguete y nos sorprendió en una pieza con su saber hacer tocando una pequeña guitarra de juguete con un ventilador a pilas.
Pascal como siempre con su piano de cola, tres pianos de juguete y un viejo órgano Farsifan. Como invitados de honor el conejito percusionista, un dinosaurio verde gruñón y un cerdo rosa y viajero que cayó del escenario en plena actuación.

Con PJ Harvey. Love too soon.

Powered by Castpost

El momento estelar.


Pascal Comelade vidéographie polyfacétique
Son 5 grandiosos minutos, disfruten.


9 Comments:

Blogger cronopio44 said...

¡Me encanta Comelade! No he oído muchas cosas de él, pero he visto algo por la TV3, y tengo algún disco de recopilación... Por cierto, el año pasado utilice un tema suyo para una escena en la que una muñeca de peluche se suicidaba ahorcándose... Pobre Comelade.. pero era todo muy alegórico: crítica a los malos tratos de los maridos bestias... Creo que le habría gustado.

12:09 p. m.  
Blogger xnem said...

Estoy seguro que le gustaría cronopio su humor es muy inteligente, yo también he utilizado un par de temas suyos para mis clips fotográficos, espero colgar alguno por aquí en breve.

¿Recuerdas el nombre de la pieza que utilizaste?

1:11 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Maravillosas tus recopilaciones musicales, me sugieren nuevos paisajes.

Escuche poco de Comelade, es vibrante y diferente.

Merci Nem.

2:37 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Sí: "Un enemic del swing". Está en un recopilatorio de los 15 años del Mercat de la Música Viva de Vic, que es una joyita, por cierto...

2:38 p. m.  
Blogger amelche said...

El conejo ese parece el de las pilas, ¡ja,ja! Qué cosas...

3:40 p. m.  
Blogger Marga said...

Pues ni idea de quien es... Xnem, sabes lo que te toca, verdad? jajajajja, porque me gusta lo que he escuchado aqui... andaaaaa, por fa!!! jajajaja

Besossss suplicantes

4:41 p. m.  
Blogger xnem said...

marga eso está hecho! que no haría yo por una funambulista.

Pues no amelche, no es un conejo de pilas, es tan antiguo que va con cuerda!

me alegro que os gusten "mis músicas" que grande es la música! y cuanto genio suelto por ahí.

7:15 p. m.  
Blogger amelche said...

Pues mejor, porque yo estaba pensando que, como se lo llevara mucho de conciertos, iba a ser la ruina en pilas. Que enseguida dejan de funcionar aunque aún quede carga.

8:41 p. m.  
Blogger Bínsent said...

¡Comelade! ¡Sí!
Nos encanta...
(No lo hemos vuelto a ver desde auqel concierto en el Teatre Tívoli, hace siete años, uf...
Buenísimo.
Un saludo.

1:08 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home