lunes, octubre 30, 2006

...y seguimos conversando...

Hay conversaciones estancadas en el tiempo, o que lo atraviesan desarrollándose sin fin y sin memoria de su principio… Conversaciones que fueron exhibición de argumento fulminante, convicción robusta, seguridad completa de poseedor de la verdad… Luego las verdades se fueron diluyendo, y nos hicimos mayores, y quisimos hablar algo menos, pero cada vez los labios se nos adelantaban para negarnos el silencio, y allí quedábamos, con la bocaza bien abierta contra el muro persistente… Temas que vuelven y vuelven.
Apareció el otro día por ahí el de la necesidad de una Educación diferente, transformadora de la viejecita Institución-Escuela, tan renqueante ella, tan absurda hoy, tan de tiza, ordenador y Gabinete Psico-Pedagógico con currículo que te crió y contra-curriculum con sotana pret-a-porter que te encasquetan a la mínima, pero sólo si te descuidas más de dos segundos y estrechas alguna de esas manos-babosas que desde todos los ángulos te tienden con la mejor de las intenciones asesinas…
Y yo recordé la escuela que viví desde el otro lado… Los profes y los compañeros de mi Instituto de los últimos setenta… Así que, en último término, afirmo: a esos años, a ese lugar, a esas personas debo buena parte de lo que soy. Recuerdo todavía algunas de esas clases en las que de vez en cuando hablábamos libremente, y disfrutábamos del hecho inédito con el entusiasmo del que descubre mundos nuevos. Y comparo. Y muchos de mis alumnos de hoy (por supuesto que no todos), absolutamente libres, no tienen casi nada que decir que no sea “me aburro” o “no hagamos nada”.
No quiero hacer discursos sobre eso. A fin de cuentas es mi trabajo, y vivo de él. Desconozco respuestas y soluciones. Sigo firme en algunas ideas (pocas): respeto, curiosidad, agilidad mental… Mantengo entrenada la palabra y su pirueta, la ironía y todo lo que sea humor divergente contra lo establecido. Y lo establecido, hoy, casi nunca lo pone el profesorado. Lo establecido, hoy, lo ponen los media, la industria del “Entretenimiento”, la publicidad y la pazguatería de nuevo-rico, que es en lo que parece que se han (nos hemos) convertido todos. Algunos sectores de la escuela actual son (somos, de lo bueno también nos toca…) la última trinchera.
Sí, yo cobro por esto. Y consumo como el que más, y contamino con mi coche, y compro en las grandes superficies. Yo me acuso, Gran Padre de Todos los que fuimos (y siempre seremos: eso “imprime carácter”) Anarquistas de Conciencia Permanentemente Inquieta, de haber pecado contra la Causa. Ya no creo en un futuro de Solidaridad Absoluta. Quizás me cambié al No Future de los punk, que al final van a tener razón, los cabronazos. Pero me mantengo en pie. Converso, leo, veo y hago teatro, voy al cine, explico gramática y literatura, hago escribir y hablar (más allá de los monosílabos balbucientes) y corrijo al que quiere ser corregido. Enseño sólo una cosa: quién, cómo soy yo. Que es lo mismo que decir: elijan, caballeros, damas.¿Seguro que no quieren ser como yo? Entonces, no hay mucho que hacer… Debo admitir que Beckam es un modelo mucho más atractivo. ¡Y habla inglés, el tío!
Por último: la escuela de hoy, la pública (la otra es una institución diferente, con otros fines…), es el único nexo que los más desfavorecidos de este disneyworld tan súper guay que nos venden las multinacionales (hablo de emigrantes, hijos de obreros –sí, todavía quedan obreros- y pobres en general) van a tener con nuestro mundo: el mundo de los que leemos, vamos al cine y al teatro, escuchamos músicas no publicitadas, intentamos mantener la mente abierta y nos preguntamos por qué las cosas no pueden ir algo mejor. No sé si esa relación les va a servir para algo, quizás sólo para amargarles la vida, pero, mientras no se invente algo mejor, quizás valga la pena seguir intentándolo…
P.D.: Es lo que tienen los viejos temas… Cada vez que me topo con uno, no puedo evitarlo. Entro al trapo. Pero me he moderado mucho, ¿a que sí? Bueno, vosotros no podéis saberlo, pero os lo digo yo. Lo malo es que no sé, no sé si me gusta ser tan moderado…

10 Comments:

Blogger mahaya said...

Actualmente soy absolutamente pesimista. No, no creo que las cosas vayan a ir a mejor; seguramente iran a peor, a mucho peor.

11:31 a. m.  
Blogger Marga said...

A vueltas... sí, yo también opino que mi escuela formó parte de mi mundo y me lo abrió y también recuerdo en aquellas clases, no muchas eso también es cierto, en las que yo mantenía la boca tan abierta como mi cabeza a otros mirando por la ventana o jugando a los avioncitos. Y tal vez no todo sea tan horrible, tanto como para nuestros mayores lo eramos nosotros, y aqui estamos...

Yo me cargaría la escuela pero es que también me cargaría el mundo y el No Future de los punks me gustaba y me gusta pero ya soy mayor y voy a centros comerciales (eso sí, robo libros en los grandes almacenes para sentirme mejor, poses que nos ayudan a creernos, y quién no las necesita?) y vivo sumergida en el mundo del consumo y la estupidez. Y cuando me miro tengo pocas razones para interpelar a los chavales... salvo lo que tú comentas: esta soy yo, tú verás...

Sin manuales como ya dije pero al menos sí con ganas aunque me equivoque todo el rato.

Besossssss moderadamente cabreada por tanta moderación... nos habremos hecho mayores? ayssssss

1:23 p. m.  
Blogger MaleNa said...

"mientras no se invente algo mejor, quizas valga la pena seguir intentándolo…"

La escuela es una consecuencia de estos tiempos, una sociedad poco creativa, donde el ingenio lo guardamos en el desvan de las cosas no transitadas.

Como no voy aburrirme, si solo miro mi ombligo y ese bello foulard de Hermes de 400 Euros, que nunca usare.

No me gusta ser moderada, detesto cuando el espejo me devuelve la imagen de una Malena que no quiere ver.

Besos danzados. :)

3:58 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

¡Conversación abierta!

Las cosas van a peor, Mahaya, pero yo quiero conservar la mayor parte del mundo que me gusta, al menos mientras viva. Busco cómplices entre los más jóvenes, porque a fin de cuentas de ellos van a depender cosas como que se sigan pagando pensiones de jubilación en el futuro... En una prueba de selectividad, hace algunos años, bastantes alumnos de Bachillerato se mostraron de acuerdo con suprimir las jubilaciones, en nombre de una extraña justicia equitativa: ¡había que atender a los jóvenes, y no a los viejos decrépitos! Por supuesto, la idea no se les había ocurrido a ellos: aparecía expresada en el texto de modo irónico, pero ellos no habían entendido la ironía... ¡Socorro!

Sí, Marga, nos hacemos viejos, no hay remedio. Me gusta pensar en la "moderación" como en un suave cansancio, con el careto zumbón de, por ejemplo, Cary Grant de fondo... Además, no podría quemar las escuelas conmigo dentro... Besos de a suivre.

Malena, no te moderes, por favor. Yo lo he hecho porque no me quedaba más remedio... ¡Me iba a dar algo, y a mis pobres amigos también! de todas formas, sigo pareciéndole muy radical a casi todo el mundo, ya ves... Besos siempre bailarines.

4:08 p. m.  
Blogger Marga said...

Cary Grant? ahi es ná.... te has pasado, ricura, jajajaja.

Y sí, lo más curioso es que uno acaba pareciendo radical cuando sabe que ya no lo es o muy poco comparado con lo que debería ser... qué falla en la ecuación? ummmm

9:18 p. m.  
Blogger amelche said...

CRONOPIO: Mira qué e-mail me acaban de enviar, supongo que lo habrás leído, porque circula bastante por ahí.

LA ENSEÑANZA EN ESPAÑA
>>
>>
>>
>> un problema matemático:
>>
>>
>>
>>
>>
>> ENSEÑANZA DE 1960
>>
>>
>>
>> un campesino vende un saco de patatas por 1000 ptas.
>>
>> Sus gastos de producción se elevan a 4/5 del precio de la venta
>>
>> ¿Cual es su beneficio?
>>
>>
>>
>> ENSEÑANZA TRADICIONAL DE 1965
>>
>>
>>
>> Un campesino vende un saco de patatas por 1000 pts.
>>
>> Sus gastos de producción se elevan a 4/5 del precio de venta, esto es a
>>
>> 800 ptas.
>>
>> ¿Cual es su beneficio?
>>
>>
>>
>> ENSEÑANZA MODERNA DE 1970
>>
>>
>>
>> Un campesino cambia un conjunto P de patatas por un conjunto M de
>> monedas.
>>
>>
>>
>> El cardinal del conjunto M es igual a 1000 ptas, y cada elemento vale 1
>>
>> pta.
>>
>> Dibuja 1000 puntos gordos que representen los elementos del conjunto M.
>>
>>
>>
>> El conjunto F de los gastos de producción comprende 200 puntos gordos
>> menos
>>
>> que el conjunto M.
>>
>> Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto M, estudia cual
>>
>> será su unión y su interseccción y da respuesta a la cuestión
>> siguiente:
>>
>>
>>
>> ¿Cual es el cardinal del conjunto B de los beneficios?
>>
>> (Dibuje B con color rojo)
>>
>>
>>
>> L.O.G.S.E
>>
>>
>>
>> Un agricultor vende un saco de patatas por 1000 ptas.
>>
>> Los gastos de producción se elevan a 800 ptas. y el beneficio es de 200
>>
>> ptas.
>>
>> Actividad: subraya la palabra "patata" y discute
>>
>> sobre ella con tu compañero.
>>
>>
>>
>> LA PROXIMA REFORMA
>>
>>
>>
>> El tio Ebaristo, lavriego, burges, latifundista, espanyol facista
>> espekulador
>>
>> i intermediario es un kapitalista insolidario y centralista q sa
>> enriquezio
>>
>> con 200 pelas albender espekulando un mogollon d patatas.
>>
>> Bibe al hoeste de madrid esplotando ha los magrevies.
>>
>> Lleba asus ijos a una esjuela de pago.
>>
>>
>>
>> Analiza el testo, vusca las faltas desintasis, dortografia, de
>> puntuacion
>>
>> y si no las bes no t traumatices q no psa nda.
>>
>>
>>
>> Escribe tono, politono o sonitono con la frase "QUE LISTO EL EBARISTO"
>>
>> y envia un sms a tus colejas komentando los avusos antidemocraticos
>> dEbaristo
>>
>> i conbocando una manifa expontanea nseñal d protesta.
>>
>> Si bas a la manifa sortearan un buga guapeao.
>>
>>
>>
>> Pasalo.

9:43 p. m.  
Blogger Marga said...

Amleche, estás fatal!!! jajajaja pero es muy bueno... me ha gustado sobre todo lo de "manda un sms con la respuesta" jajajaja

9:36 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Lo conocía, Amelche, salvo la parte final. Debe ser que no me he reciclado últimamente (por cierto, lo de "reciclaje" me suena a la recogida selectiva de basuras: cartón, vidrio, envases, orgánico y profes).

10:53 a. m.  
Blogger amelche said...

Yo lo conocía, con un final diferente, se ve que esto es como las leyendas, que cada uno la cuenta a su manera y va poniendo su granito de arena anónimo.

3:12 p. m.  
Blogger xnem said...

Mi experiencia en la escuela fue primero en el barrio mas periférico y lumpen de la ciudad, -actualmente desaparecido, mira si era periférico-. Y luego en pleno Raval, si cerca de Les Rambles pero en pleno Barrio Chino con todo lo que eso comporta, allí aprendí muchas cosas, sobretodo con los compañeros y sus realidades familiares, aunque cuando llegué al instituto me di cuenta que ya me faltaba materia, cosa que sigo arrastrando incluso después de pasar por de la universidad; la ortografía, los idiomas, las matemáticas y algunas cosas muy útiles para la vida cotidiana me siguen faltando, aunque lo “vivido” allí no lo cambio por nada.
Supongo que lo verdaderamente duro es que te falten cosas y no las sepas.

8:07 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home