martes, julio 25, 2006

El Simulador (ficción)


En su 21 cumpleaños, Lucas sale de casa lanzado al consumismo en que ha sido educado. Con una tarjeta de crédito con la que ha sido obsequiado, corre al centro comercial más cercano. Incluso en las escaleras mecánicas, Lucas acelera el paso, sube de dos en dos hasta alcanzar el tercer piso: informática. Una sección extensa, con cinco pasillos perpendiculares, le obsequia con miles de posibilidades para anclarse frente al ordenador y disfrutar.
Lucas desconoce el máximo de saldo que puede gastar. Sin embargo, en su cerebro resuenan aún frescas, las frases que su madre le dedicara esta misma tarde: “el límite lo pones tú”.
El señor Adam es propietario de un negocio con franquicias en todo el mundo. Éxito asegurado desde su fundación, por lo innovador del producto creado y una labor excelente de marketing, el señor Adam puede presumir de carecer de problemas económicos. Por ello, quizá, se ve enfrascado en otros, de índole sexual, con su secretaria y algunas prostitutas de alto standing a las que frecuenta en sus escasos momentos de ocio.
En el año 1997, Alfred Adam decide separarse de su esposa por lo insostenible de la situación en la que viven. Su mujer ha descubierto el pastel y decide chantajearle para no llevar su historia a los medios de comunicación a cambio de una suculenta cifra
de euros plagada de ceros. La ex señora Adam sabe que la presión mediática podría destrozar la reputación de su ya ex marido, conocido mundialmente por sus negocios, y hacer estallar la crisis en sus empresas. El denomidado "Cuarto Poder" podría hundirle si supiera de sus escarceos.
En 1999, Alfred Adam desembolsa una cuantiosa cantidad de dinero a su ex mujer con la que paga su silencio. Ante los medios de comunicación, Laura Fred habla de su divorcio y lo achaca a problemas de incomprensión mutua y falta de amor.
Desde entonces, el señor Adam sigue viviendo en la mansión de Miami, con su hija Madeleine y Lucas se traslada con su madre a un lujoso apartamento en Madrid. En unos meses, Lucas aprende español gracias a sus viajes consecutivos a Salamanca. Desde allí, se comunica vía e mail con su padre y telefónicamente con su madre. Madeleine decide viajar a Cambridge para estudiar y se desvincula de la familia poco a poco.
Tres años después, Lucas casi no reconoce la voz de su padre y sabe de él únicamente por los periódicos y la información económica vía satélite. Su madre se ha enfrascado en un pequeño negocio de estética con el que mantiene el universo creado, en sus inicios, por su marido. Junto con una amiga, han fundado un instituto para la elite dedicado a la belleza de la mujer. La suerte le sonríe. Sin embargo, casi no dispone de tiempo libre y, de sopetón, por casualidad, mientras toma un café con su último novio, recuerda el aniversario de su hijo menor. Su compañero, un corpulento negro, modelo de profesión, lanza improperios al aire cuando Laura tiene la ocurrencia de llamar a su hijo al móvil para felicitarle. Presa de un ataque de histeria por el enfrentamiento y tras la discusión, ella le promete a su chico que nunca más contactará con su hijo en presencia de él. No puede permitirse perder a este macho ibérico que tan bien le hace el amor.
Las últimas palabras que Lucas escucha de su madre son, precisamente: “el límite lo pones tú”. La ex señora Adam obsequia a su hijo con una tarjeta de crédito que guardaba en el cajón de su cómoda para estrenarla ella misma.
El señor Adam contonea sus nuevos pectorales, pasados por quirófano, en las Maldivas, mientras Lucas sube las escaleras mecánicas, en soledad. Ni recuerda a su hijo ni mucho menos su cumpleaños. Le ocupa el tiempo una mulata Miss Mexico que nada como una sirena en la piscina del hotel.
En ese mismo instante, Madeleine es atracada y agredida con un puñal en una esquina, cerca de Trafalgar Square, durante uno de sus viajes a Londres.
Lucas ha recogido su tarjeta y llega excitado al centro comercial.
Ya en la sección de informática, adquiere sin dudar y como único regalo, un simulador social denominado SIMS, con el que podrá hacer realidad los sueños que de niño tuvo acerca de él mismo y de su familia.

14 Comments:

Blogger xnem said...

Pam conoces el Habbo Hotel?

12:12 a. m.  
Blogger mahaya said...

me encantan los sims

12:14 a. m.  
Blogger amelche said...

Qué cosas... Pam, no te escaquees con los Sims, que no hemos visto tus fotos reales de niña. :-D

12:17 a. m.  
Blogger Tango said...

Interesante relato Pam, me llevas de un lado a otro con mucha agilidad, como es tu costumbre.

Qué es un SIMS?




nsvcyx.... una nueva cadena de radio

2:27 a. m.  
Blogger mahaya said...

Jose Francisco Los sims es un juego de ordenadenador que podriamos decir que es como una casita de muñecas virtual. Eliges un personaje, le das cara y cuerpo, le asignas un determinado caracter y luego juegas con el, tiene que trabajar, y relacionarse con el demas, se enamora y puede casarse (en ocasiones varias veces en una partida), segun trabaja va ganando dinero con el cual puedes ampliar la casa en que vive y comprarle cosas para que se sienta mas agusto.
Ese seria el juego principal luego en las sucesivas ampliacion se le han ido añadiendo cosas.
Como todo juego puedes saltarte las reglas y hacer que tu personaje sea desde el principio asquerosamente rico. A mi lo que mas me divierte es hacer casitas, y matarlos...Si lo confieso, soy una sadica, me encanta hacer que
se pongan nadar en la piscina y luego retirarle las escalerillas, o tapiarles la salida de casa y dejarlos a su aire a ver cuanto tardan en morirse :D

8:53 a. m.  
Blogger amelche said...

¡Qué mala eres, Mahaya! Yo nunca he jugado a eso.

9:06 a. m.  
Blogger Pam said...

XNEM: pues no, no lo conozco, pero a Los Sims he estado muy enganchada. Por cierto, leíste el comentario que te dejé en mi blog sobre la exposición "Cultura Basura"'??

MAHAYA: Y cómo mola cuando aparece la muerte y viene a buscarlos...jojojojo.

JOSÉ FRANCISCO: Mahaya te lo ha explicado a la perfección. Yo añadiría que es un juego eminentemte capitalista y, por tando, muy estadounidense. El máximo objetivo es ir prosperando económicamente simplemente para consumir más. Consumo=felicidad.

AMELCHE:estoy en ello!! es que no las tengo escaneadas aún, las fotillos.

9:49 a. m.  
Blogger Marga said...

Tan triste la historia... como tú dices: cosas del capitalismo y su sordidez.

Yo nunca he jugado a los Sims, cuando he visto jugar a mis amigos mis consejos iban encaminados a cargarse los convencionalismos pero nunca me hacían caso, por lo visto asi no saltaban pantallas... Vaya juego mas soso!!!! jajajaja

Os invito a un cuscus: kscuwvn

12:23 p. m.  
Blogger Pam said...

MARGA: yo he tenido un enganche de la ostia, lo reconozco. Suerte que ahora el juego actual es tan potente que mi ordenador no lo asimila y no puedo jugar... si no, me engancho otra vez a la cultura simuladora y consumista.

4:06 p. m.  
Blogger Tango said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:08 p. m.  
Blogger Tango said...

Mahaya; gracias por la explicación, de verdad muy ilustratíva y práctica; como ya he dicho en alguna ocación yo no sé nada de nada; así que ayer mismo busqué información y me quedé azorado al enterarme que en 2002 el 50% de sus ventas fueron a jugadores casuales y a mujeres.

Pam, tu relato cobra más sentido y se vuelve muy verosímil.

Aprovecho para comentar a tod@s que sus fotitos de infancia son muy interesantes y muy tiernas todas. No comento en cada post, por que me dá penita, pero si me dentengo a verl@s. eh ?

Saluditos nublados y lluviosos


P.D. Yo suprimé el comentario anterior. Me había quedado mal el comment.

rsskoo ¡¡ ... saboooooooooorrrr !!
xnbwy... oops, me dijo una palabra fea

4:13 p. m.  
Blogger Noctiluca said...

Nunca jugue ni sabia que existia ! Pero no soy buen parametro como conocedora de las modernas tecnologias y juegos... :) Suena un poco manipulador pero tiene la estructura de los viejos juegos de mesa en lso que avanzabas de a casillas... como El Estanciero y esos...

MAHAYA bien si te descargas la agresion con munequitos !!

JOSE FRANCISCO, que tierno que las mires (las fotitos)!!

MARGA,
no estoy de vacaciones :( escribo desde la pc de mi laburo ...

AMELCHE, como estas profe? me compre un libro para practicar mi ingles...

nagblcma (nalga blanca o blanca cama?? mmmm sugerente)

5:36 p. m.  
Blogger Noctiluca said...

PAM,

Buen post !! :)

XNEM,

a veces hablas en codigo...

fxtpfpdv (ayyyyyy)

5:38 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Pam tu relato es interesante, provoca en mi una sensación rara,no puedo describirla con exactitud, pero cuando veo a mis hermanos con sus amigos jugando, me da como miedito. No se..

Margot, no te preocupes que yo tenia que estar y no estoy, pero se que quizas estare en dias o no..

Nocti, vamos por unos vinos sha!!

Palmera!!!! Mahaya no es mala, para nada mala ;)

Nem keops ?

fxzrdr me sobra todo.

8:06 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home