martes, octubre 31, 2006

Otro cuento de miedo

Has de saber y has de entender que era una madre que tenía una hija. El padre se había muerto y ya lo habían enterrado.
Un buen día, la madre dijo a su hija:
Madre: Toma hija, ve a buscar asadura a la carnicería.
Entonces la hija fue y se entretuvo en jugar, perdiendo el dinero. Como no sabía que hacer, se fue a la sepultura del padre, que estaba recién enterrado, y le cogió las asaduras.
La madre las guisó para cenar, se las comieron y se acostaron. Al llegar la media noche, cuando estaban dormidas, empezó a oírse por las escaleras:
Voz: María, María,
dame la asaúra
que me robaste de la sepultura.
Hija: Ay madre, ¿quién será?
Madre: Cállate hijita, que ya se irá.
Voz: No, no me voy,
que entrando por la puerta estoy.
Voz: María, María,
dame la asaúra
que me robaste de la sepultura.
Hija: Ay madre, ¿quién será?
Madre: Cállate hijita, que ya se irá.
Voz: No, no me voy,
que en el medio casa estoy.
Voz: María, María,
dame la asaúra
que me robaste de la sepultura.
Hija: Ay madre, ¿quién será?
Madre: Cállate hijita, que ya se irá.
Voz: No, no me voy,
que por las escaleras subiendo estoy.
Voz: María, María,
dame la asaúra
que me robaste de la sepultura.
Hija: Ay madre, ¿quién será?
Madre: Cállate hijita, que ya se irá.
Voz: No, no me voy,
que entrando por la puerta de la habitación estoy.
Voz: María, María,
dame la asaúra
que me robaste de la sepultura.
Hija: Ay madre, ¿quién será?
Madre: Cállate hijita, que ya se irá.
Voz: No, no me voy,
que en la habitación estoy.
Voz: María, María,
dame la asaúra
que me robaste de la sepultura.
Hija: Ay madre, ¿quién será?
Madre: Cállate hijita, que ya se irá.
Voz: No, no me voy,
que agarrándote estoy.


Este, con algunas diferencia, porque los protagonistas eran una esposa, su marido y el fantasmas del antiguo marido, el que preguntaba era el marido y la mujer respondia "callate maridito mio que ya se ira", y el final recuerdo que era "agarrandote por los pelos estoy" nos lo contaba mi madre, poniendo voz cavernosa y hueca hasta que al llegar al final se avalanzaba contra nosotras y mi hermana y yo gritabamos muertas de miedo y ¿porque no? tambien de delicia. Lo malo es que luego habia que irse a la cama y no hacias mas que acordarte del joio sonsoniquete y cada crujido de la pared y del suelo se convertia en el fantasma que venia a buscar su asadura.

7 Comments:

Blogger Marga said...

Pero que masoca, Mahaya... yo es que pedía que me contaran el del Gallo Kirico y ya!

Besossssss desde la tripa del gallo kirico

4:43 p. m.  
Blogger xnem said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:25 p. m.  
Blogger xnem said...

te has empeñado en asustarnooooos

que ya tenemos media luna preciosaaaaa

y esta noche hay castañadaaaaa

y algunos harán boniatos

y nos los comeremooooos

y contarán historias de "pooooor"
(por = miedo en catalán que da mas miedo aún!)

Me ha recordado la historia de marga y sus sobrinos.
Ahora ya no se cuentan estas cosas mujer, las chicas se disfrazan de bruja o de diablo con cola roja, tridente y cuernos de plástico y medias rotas, eso si, que han de disfrazarse de "malas".

7:27 p. m.  
Blogger amelche said...

Es verdad, Xnem, ya no se cuentan esas cosas. Qué pena, ¿no?

8:39 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Ayssssssss si contame cuentos, cuentos de miedo, cuentos de hadas malas y brujas buenas.

Necesito recordar los relatos de mi padre, el viejo rito de taparme, apagar la luz y decirme con voz bajita, casi susurrando "Malenita mañana sera maravilloso".

:*** Besos cuenteros.

11:34 p. m.  
Blogger xnem said...

con las pelis que ven ahora los niños cualquiera les habla del "coco".

10:54 a. m.  
Blogger cronopio44 said...

Aquellos sustos nos iban preparando para otros algo más graves... ¡Así somos de valientes todos!

1:14 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home