viernes, noviembre 03, 2006


Nuevo día

Después de tantos días sin camino y sin casa
y sin dolor siquiera y las campanas solas
y el viento oscuro como el recuerdo
llega el de hoy.

Cuando ayer el aliento era misterio
y la mirada seca, sin resina,
buscaba un resplandor definitivo,
llega tan delicada y tan sencilla,
tan serena de nueva levadura
esta mañana...

Es la sorpresa de la claridad,
la inocencia de la contemplación,
el secreto que abre con moldura y asombro
la primera nevada y la primera lluvia
lavando el avellano y el olivo
ya muy cerca del mar.

Invisible quietud. Brisa oreando
la melodía que ya no esperaba.
Es la iluminación de la alegría
con el silencio que no tiene tiempo.
Grave placer el de la soledad.
Y no mires al mar porque todo lo sabe
cuando llega la hora
adonde nunca llega el pensamiento
pero si el mar del alma,
pero sí este momento de aire entre mis manos,
de esta paz que me espera
cuando llega la hora
-dos antes de medianoche-
del tercer oleaje, que es el mío.

Este poema pertenece al último libro publicado por Claudio Rodríguez poco antes de morir, Casi una Leyenda. Es una delicia; recuerdos, sensaciones, temores y ansias se entremezclan en sus páginas con un lenguaje sencillo, repleto de elementos naturales que casi se pueden tocar. Esa extraña contemplación que a veces se nos da donde la vida parece estar despierta y pertenecernos, es triste pensar que tal vez haya que esperar a la cercanía y la inevitabilidad de la muerte para sentirlo, o quizás no... Este es uno de mis poemas preferidos del libro.

Que el tercer oleaje sea vuestro...

15 Comments:

Blogger xnem said...

onda su onda, onda su onda...

10:43 p. m.  
Blogger amelche said...

Quizás no...

10:46 p. m.  
Blogger xnem said...

Lo siento es una deformación profesional, e incluso antes de que fuera mi profesión ya era una manía, cada vez me cuesta mas, pero hoy he estado rápido de reflejos.
Os cuento; cada vez que veo una imagen y me suena, tengo que ir por ella, mi casa es un gran archivo, hoy al ver esta fotografía me ha venido a la mente el nombre de un gran fotógrafo. Ernst Hass “esta foto debe ser de él” he pensado. Busco en mi biblioteca y a los dos minutos aparece “El mundo de colores de Ernst Hass”, tomo: EL COLOR de la colección LIFE La Fotografía de la Editorial Salvat. Todo un clásico.
La quinta imagen es
“Pintor de anuncios. Times Square, 1952”.
(Por cierto esta copia es mucho mejor que la reproducida en el libro).
Explicación; “Las curvas color espliego y oro de la fotografía superior las hizo un hombre que pintaba un cartel de un cometa para un anuncio en Times Square, pero Hass las trasformó en una atractiva estructura disparando su cámara en el momento oportuno. Esperó que el hombre se inclinara para mezclar sus pinturas. La vista sigue la curva de las líneas pero se detiene en la plataforma de la figura humana.”
No hace falta que lo diga, me encanta este fotógrafo, cuando visité Venecia mi visión de esa ciudad estaba influenciada por sus fotografías, aunque la realidad siempre supera la ficción.

10:59 p. m.  
Blogger Marga said...

Sí señor xnem!! onda su onda...

Amelche... a veces no... ajá!!!
O... a veces no es tan triste pensar que sea asi? jeje.

Besitossssss mi par de dos

10:59 p. m.  
Blogger xnem said...

marga fijate en la hora de los dos comentarios anteriores. EL MUNDO ME HABLA!!!

11:07 p. m.  
Blogger Marga said...

Jajaja y tanto que te habla!!! jajajaja

Precisamente lo que me gustó de la fotografía fue el señor inclinado ante los colores... y por una de mis pajas mentales, a las que tan dada soy, me pareció que era como Rodríguez inclinado ante ese nuevo día... quién no se inclinaría ante esos hechos? jeje.

Fatal estoy, aysssss

11:21 p. m.  
Blogger xnem said...

fatal estamos.

A mi me encantaban Los Rodriguez; du bi du bi du ah ah ah! dubi du dubi dubi dubi dubi dua Hase calorrrr! Mucho calor... Y la versión con el Ronaldo Coque Maya genial!

11:41 p. m.  
Blogger Marga said...

Me encanta esa versión!! y mira que el Coque me cae como una patada pero...

11:50 p. m.  
Blogger MaleNa said...

La maravilla !!
que decir ante los colores y las palabras, cuando nos provocan vuelos.

Gracias hercita por regalarme esta sensacion que siento al saborear la inmensidad.

Sabor..sabor..

Por los oleajes todos, hoy hay bendiciones.

1:40 a. m.  
Blogger MaleNa said...

Nem siempre la realidad supera la ficcion.

:*

Besos reales para todos.

1:42 a. m.  
Blogger MentesSueltas said...

Excelemte trabajo, me encantó. Volveré seguido por este rincón creativo.

MentesSueltas

9:23 a. m.  
Blogger Marga said...

Herza, sabor y más sabor!!

Mentessueltas, qué bien verte por aqui!! pásate cuando quieras, hay ventanas... abrazo!

12:49 p. m.  
Blogger cronopio44 said...

Vi a Claudio Rodríguez, hace mil años, en Santander, en la Menéndez Pelayo, haciendo honor al título de su primer libro: Don de la ebriedad. Había hecho poco antes un trabajo para una amiga sobre su segundo libro (¡no recuerdo el título!), y la verdad es que nunca he conseguido asociar en mi mente la imagen de aquel "gañán" borracho (ni siquiera valió como provocación su presencia en aquel curso...) con su poesía: en sus versos, Claudio Rodríguez consigue muchas veces apresar el lugar, el momento de la frontera, aquel Rayo verde de la película de Rohmer... Una delicia. Besos en el justo instante del ocaso...

1:02 p. m.  
Blogger Marga said...

Cronopio, no siempre es bueno conocer al ser humano que hay tras sus palabras... jeje , o bueno también aquello de "no siempre es un buen día". Tengo suerte, como no le conocí me quedo sólo con los versos y me parecen tan buenos!!! y sí, apresan el justo pensamiento en su lugar, detenido.

Besosssss recièn levantados, aún desperezándose.

10:49 a. m.  
Blogger xnem said...

a los buenos días señorita!
Yo tambien me levanté hace un poco, pero no se puede decir que esté despierto. Un poco magullado después del festival lunero de anoche disfrazado de "fiesta de boda".
Tus palabras me recuerdan la famosa escena de aquel "fan" intentando hablar con el "difícil" escritor, actor y director, Fernado Fernán Gómez y él aullando; "Vayase usted a la MIERDA!"... "A LA MIERDAAA!" y el pobre señor alucinando pepinillos literarios.
Voy por mi segundo café.
Onda su onda... onda su onda.

11:21 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home