lunes, agosto 07, 2006

El mio

Mi abuelo materno en la orquesta del cuartel. El del bombo.

En el monumento a Colón de Barcelona.

Y como no me voy a sumar yo a las rememoraciones de abuelos.
Mi abuelo Teodoro, ya expliqué alguna cosita en un post sobre Paris:
“Mi abuelo Teodoro” 6.03.2006.
El señor hacía poesía, como divertimento y para recitar en las fiestas señaladas, tengo alguna picada a máquina que sonroja, un poco ñoña y previsible. Hay una dedicada a la comunión de su hijo del 26 de mayo de 1949.
En fin del tipo;

…Con los papás afectuoso
has de ser, sin replicar,
con tu hermana cariñoso,
con tu abuelita juicioso
y con todos ejemplar. “…

Además eran eternas, no terminaba nunca!

Luego hay otra no menos ñoña, pero si mas divertida de cuando terminó el servicio militar, ¿que dónde lo hizo? Pues en Barcelona!
Es la repera “El adios a Barcelona”. Primera y segunda parte, está impreso y hay una para que la cantara todo el batallón de despedida, "La canción de los Cumplidos" con adaptación para la música de “La canción del soldado”.
También está la primera parte de “La alegría en los Cuarteles”, de esa mejor no hablar.
Las que mas gracia me hacen es en las que se pone picarón.
En "El adios a Barcelona. (segunda parte)".-

“Adios lindos merenderos
de las faldas de Montjuich;
en tus faldas cuantas faldas
hacen entrega de si!




10 Comments:

Blogger Noctiluca said...

Un abuelo musico, alegre y versificador ! Lindo recuerdo, aparte lo conociste y esa foto contigo es muy tierna.

Vivan los abuelos...! que sin ellos...

cthqq: dice cu cu cu cu

3:30 p. m.  
Blogger Marga said...

Un abuelo genial!!! tipo abuelo batallitas pero versificado!! y encima picarón evitando a la censura....

3:40 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Que hermoso abuelo, que tierno.

Lo imagino por Montjuich, haciendo alianzas con la vida.

Te diste cuenta que los abuelos son los abrazadores de la familia.

Quiero mas. :***

3:46 p. m.  
Blogger Reaño said...

Jó Fiera! que con el adiós a Barcelona da por sentado que era un tipazo, de aquellos para escuchar sus historias y servirles otro Riberita para que no dejen de hablar...
Parece que hemos inaugurado el ciclo de abuelos... ¡venga! y sí tienes algún parecido en la forma del rostro con él...

3:51 p. m.  
Blogger xnem said...

Noc, el niño de la foto no soy yo, es mi tío y era el hermano mayor de mi madre. Así que calcula.

Desgraciadamente después de la Guerra Civil su vida cambió. Mi abuelo no explicaba batallitas, se las llevó todas a la tumba, si le preguntaban algo sobre la guerra decía algún improperio eso si, muy educadamente. Tres años de servicio militar en Barcelona y luego la guerra, estuvieron en Barcelona y una temporada en Madrid, mi madre era una niña, luego la represión y trabajos forzados. Lo poco que se, lo recuerdo por mi abuela y mi madre. Desgraciadamente nadie queda ya de aquella familia y no puedo agregar mucho mas, aparte de las fotos y cuatro papeles no hay mas información. Murió en el año 74, antes que el dictador, su única pasión eran las corridas de toros por televisión y caminar por Barcelona, se compraba La Vanguardia y se la leía de pe a pá en las sillas de madera de la Plaza de Catalunya o en las de la Rambla en Canaletes. Viví en casa de mis abuelos en el barrio Gótico sus últimos años de vida. El día del entierro sonaban en las televisiones de los vecinos el "Como están ustedes?" de los payasos de la tele.

4:28 p. m.  
Blogger Marga said...

Mi abuelo, el único que conocí (y que no era abuelo sanguíneo porque mi abuela se casó con él en lo que llamaban segundas nupcias, pero para mí como si lo fuera) tampoco hablaba de la guerra. Cuando fui mayor me contaron que sólo lo hacía tras unos vasos de vino, que se le humedecían los ojos y terminaba cantando muy bajito por soleares... cantaba muy bien, eso sí lo recuerdo, y le apasionaba el flamenco. De ahí me viene, creo...

No lo tuvieron nada fácil, no...

4:58 p. m.  
Blogger Reaño said...

Fiera: la familia de mi madre supo lo que era tener a mi abuelo preso y esas cosas, no en medio de una guerra, pero cierto hálito de sus años más combativos me has hehco recordar.
Cuando vi a mi abuelo muerto, empecé a comprender que el alma no existe...
Un abrazo muy fuerte.

5:37 p. m.  
Blogger mahaya said...

:D :D

Mira que abuelos yo no conoci, pero si abuelas...

Aisssssss ademas tengo unas fotos de la boda de mi abuela que son de esas que se coloreaban a mano....seguro a xnem se le cae la baba... y otra de mi abuelo vestido de pierrot con bigotazos y tambien coloreada a mano.
Recuerdo que cuando murio mi abuela entre mi tia y mi madre se deshicieron de fotos que hoy yo no lo hubiera permito porque eran una maravilla. La foto de la boda de mis bisabuelos por parte de madre, ella con talle de avispa y el vestido de bombero, y la foto de un hermano de mi abuela vestido de cadete pero, ojito, murio en la guera de cuba.
Tengo una foto de la madre de mi padre jovencita que tiene el sello del fotografo detras, no recuerdo la fecha pero anterior al siglo XX quizas 1897 o algo asi.

7:33 p. m.  
Blogger xnem said...

busca mahaya!, busca!, yo también tengo las del abuelo de mi madre en la Guerra de Cuba, creo que tampoco volvió. Esa de Pierrot me interesa, la próxima serie disfraces.

7:59 p. m.  
Blogger MaleNa said...

Che Uds. dos me mataron con la ternura.


Hermano Sol

"Cuando vi a mi abuelo muerto, empecé a comprender que el alma no existe..."

Hermano Maleta

"Viví en casa de mis abuelos en el barrio Gótico sus últimos años de vida. El día del entierro sonaban en las televisiones de los vecinos el "Como están ustedes?" de los payasos de la tele. "


A sus pies.
Los quiero.

4:05 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home