martes, agosto 29, 2006

GUAPA - ficción


Tienes la color de la cara cambiada, de repente como un rayo de luna reflejado en ti. Tienes una mueca entre dulce y amarga, mientras lanzas de nuevo esa, tu cara, al suelo, por evitar que cualquiera te la mire.
De andar de esos modos, se diría que se han cultivado tus caderas, cuando te mueves así y se callan, a tu lado, los que te miran.
Si sabes de tu belleza exterior, que te colocas la falda más corta y la blusa de gran escote. De la falta de vocabulario y cultura, nació esa vocación por la frivolidad. Quizá crees que lanzando fervientes miradas a los hombres cuando estás borracha suplirás el vacío de quijotera. Sin alcohol te escondes bajo una capa, suspiras y te vas.
¿Quién te enseñó a esbozar esa sonrisa? Si desde que se marchó tu mare, niña, te la han pegao con pegamento, porque no eres capaz de sacarla sin fingir.
¿Cuándo olvidaste a tu padre? Caminando por las avenidas, también con la botella en la mano, ridiculizaba a los tuyos y te exiliaba al escondite. ¡Que nadie supiera que era tu padre! Aquel, aquel estúpido que balbuceaba por no saber hablar y piropeaba penosamente a las putas de las esquinas.
Tienes la color de la cara cambiada. Sigues los pasos inframundanos de los tuyos. El destino que llevas escrito con tinta negra, pugna cada día por adelantarse un paso más en la carrera de tu vida. Despreciaste el amor de uno que en verdad te quiso, y andas pavoneándote como una imbécil mientras dejas sembrados los suspiros frugales de los hombres.
¿Quién coño te crees que eres? Belleza de cara, y podrida por dentro, asomándote a los días con desdén. Crees que el mundo se postrará ante ti por tu lindura y no eres más que otra víctima del sistema de las modas, las revistas y el couché. Convidada a las fiestas de la city, en listas hechas con tinta china, tu nombre resuena porque eres guapa, pero tu interior apesta.
Sigues teniendo una mueca entre dulce y amarga. Que nadie descubra nunca el tesoro que crees guardarte dentro. Alhajas y baratijas de perro sin amo…

Estampas de verano

El año tiene doce meses y cuatro estaciones, septiembre también es verano.
CON EL SONIDO Y LA LIBERTAD DEL JAZZ
Manuel Vicent
(El País)

- Durante el mes de Agosto Manuel Vicent escribe estas semblanzas en la contraportada de El País; ésta me recordó a Malena, una pasión por el personaje-escritor que compartimos. Luego me costó poco imaginar a Ernesto en cualquier café del Barrio Latino y París convertido en una metáfora también para él o pensar en Pam queriendo jugar a Rayuela. Y evocar a una loca con apenas dieciseis años, la misma que durante un tiempo sólo compró calzado rojo, deseando soñarse la Maga...-

Tenía las piernas demasiado largas para ser ciclista, pero se paseaba por París montado en una bicicleta que había bautizado con el nombre de Aleluya, por aquel París que de buena mañana, con las calles recién regadas, olía a croasán y a pan caliente. Vivía como un estudiante y no era un estudiante; daba la sensación de estar exiliado y no era un exiliado; queda por saber si Julio Cortázar era realmente argentino y no un ser desarraigado, que había convertido la literatura fantástica, el jazz, la pintura de vanguardia, el boxeo y el cine negro en su única patria y París en una metáfora, en una cartografía íntima. Si ser argentino consiste en estar triste y en estar lejos, Julio Cortázar hizo de su parte todo lo posible por responder a ese modelo, que cada lector podía armar y desarmar a su manera.
Había nacido en Bruselas, en 1914, hijo de madre francesa y de un diplomático argentino, agregado comercial de la embajada de su país en Bélgica, que los abandonó al poco tiempo. Pasó la infancia en Banfield, una barriada al sur de la capital porteña, y en la adolescencia una enfermedad le permitió comerse mil libros; luego se graduó de maestro y fue profesor en la universidad de Cuyo, en Mendoza, pero su espíritu refinado acabó por chocar contra lo más grasiento del peronismo. Hubo otros enredos. Por la pasión con una de sus alumnas, Nelly Martín, aquellos burgueses de provincias lo aislaron con un cordón sanitario, y el hecho de que un día se negara en público a besar el anillo del nuncio Serafini acabó por convertirlo en un proscrito. Estaba ya listo para decir adiós a todo aquello.
El joven Cortázar conoció a la traductora Aurora Bernárdez, hija de emigrantes gallegos, que sería su primera mujer; en 1951 consiguió una beca del gobierno francés y con ese pretexto se instaló definitivamente en París. Ya había escrito Bestiario, el primer libro de cuentos, ponderado por Borges, que se convertiría en el germen de su fama. Realmente, se sentía muy lejos. Podías imaginarlo sentado en la terraza de cualquier café del Barrio Latino midiendo con la mente la distancia que lo separaba de Buenos Aires, mientras escribía Rayuela, su obra maestra, sin ahorrarse un gramo de melancolía. Tal vez por allí cruzaban los grandes del jazz, de paso por París, que después de una noche de gloria en la sala Pleyel volvían a llenar el depósito de whisky en el mercadillo callejero de la rue de Seine, antes de irse a la cama en el hotel La Louisiane, donde se hospedaban. En esa calle empieza la acción de Rayuela, por allí va Oliveira hasta el arco del Quai de Conti para encontrarse con la Maga. En ese hotel vivieron Sartre y Simone de Beauvoir. Y también Albert Camus y Juliette Greco. Ahora, en su angosto ascensor, unas chicas molonas que soñaban con ser modelos de Yves Saint Laurent se entreveraban con Miles Davis y Charlie Parker, uno con la trompeta y otro con el saxo a cuestas.
Amar a Cortázar fue el oficio obligado de toda una generación. En él se reconoció una tribu, que a mitad de los años sesenta había descubierto con sorpresa que en castellano también se podía escribir con la misma libertad con que suena del jazz, rompiendo el principio de causalidad, o de la manera con que Duchamp cambiaba de sitio los objetos cotidianos y los colocaba en un lugar imprevisto para que una mirada nueva los convirtiera en arte. Un argentino con acento francés que arrastraba guturalmente las erres podía ser muy seductor, y si encima usaba gafas de carey negro como Roger Vadim sin necesitarlas, y aún tenía la cara de joven universitario de la Sorbona a los 50 años y el jersey de cuello vuelto le hacía juego con el mechón de pelo que le sombreaba la frente y aparecía en las fotos tocando la trompeta y se comportaba con una ética personal coherente con lo que escribía, no es extraño que produjera estragos entre los lectores libres e imaginativos de entonces. No había ninguna chica que, después de leer Rayuela, no soñara con ser la Maga.
Cuando en 1981 Mitterrand le concedió la nacionalidad francesa, en una pared de Buenos Aires apareció esta pintada: "Volvé, Julio, qué te cuesta". Cortázar volvió a Buenos Aires para visitar a su madre muy enferma y se le vio vagar por el aeropuerto de Eceiza como un extraño, sin que nadie hubiera acudido a recibirle. Nunca fue aceptado por ninguna autoridad establecida. Hoy, en el barrio de Palermo de Buenos Aires hay una plazoleta con su nombre, de la que arranca la calle dedicada a Jorge Luis Borges y muy cerca se alarga un paredón donde en la oscuridad se sacrifican los travestis.
Conoció otros amores. La lituana Unge Karvelis forzó su divorcio con Aurora y lo concienció políticamente, y a partir de entonces hubo el otro Cortázar: el que bajó de la torre de marfil al barro para comprometerse con las causas perdidas, el que firmaba manifiestos, presidía tribunales contra las tiranías de Videla y de Pinochet, el que amaba a Salvador Allende y el sandinismo de Nicaragua; esta actitud militante, unida a su estética de vanguardia, fue una mezcla explosiva para sus lectores de izquierdas, pero acabó por distanciarlo de algunos viejos amigos y colegas latinoamericanos que antepusieron su ideología a su admiración. Luego su pasión por Carol Dunlop le hizo cabalgar en otros viajes, uno de los cuales fue el que los llevó al más allá. Carol partió primero a causa de la leucemia y dos años después esta misma enfermedad acabó también con el escritor. A medida que envejecía su rostro lampiño iba recobrando las facciones de un niño, con sus mismas piernas interminables. Murió el 12 de febrero de 1984 en el hospital de St Lázare y la gallega Aurora Bernárdez, que había vuelto a su lado, lo acompañó hasta el final durmiendo en una colchoneta en el suelo.
Cortázar está enterrado en la misma tumba de Carol, en el cementerio de Montparnasse, y sus fieles, cuando la visitan, cumplen con el rito de dejar sobre la nubecilla grabada en la losa un vaso de vino y un papel con el dibujo de una rayuela, ese juego de los niños en la calle. Sin premios, ni medallas, ni academias, ni ropones severos, se fue al otro mundo sólo con la pasión de sus lectores. En Cortázar amábamos lo que París tenía de libertad y a toda una lista de amores, personajes y lugares secretos, que uno podía confeccionar en un minuto, y también a todas las chicas que pasaban en bicicleta, con la baguette y un libro en la cestilla del manillar y que podían ser la Maga.

viernes, agosto 25, 2006

Músicas del Mundo 10: Pop español.

En vista de que parece que no hay bar y DJ Xnem se nos fue a las Baleares y no volvió, me tocará a mí poner algo de música, pa que se note que es viernes, ¿no? Como no tenemos los mismos gustos musicales, seguro que a Pam, Xnem y, posiblemente, a Ernesto, no les guste nada, pero, ¿qué le vamos a hacer?, es la música que me gusta a mí. Si no, que el bar hubiera abierto o no se hubiera largado Xnem a las pitiusas, o Pam no andara "festeando" (como decimos aquí) con el novio y estuviera el viernes al pie del cañón. Es lo que hay, queridos.

En primer lugar, Miranda Warning, porque son de Elche y hay que apoyar a los paisanos, y en recuerdo de un máster de traducción que Lucía, la cantante, y yo compartimos. Se la dedico a Xnem, que le gusta conocer nuevos grupos, y espero que le guste...







En segundo lugar, Amaral, que ya sé que no os gusta, pero aquí cantan una de sus canciones con otra letra para hablar de los pisos tan pequeños. Se la dedico a Pam y Javi, a ver si tienen suerte con la búsqueda de casa y encuentran algo mucho mejor que lo de la canción.



En tercer lugar, Presuntos implicados, también de mi tierra, cantando a la gente cotidiana que vemos todos los días por la calle. Se la dedico a Malena, por cuidar a los ancianos. Y a Noctiluca, Piscuis, Nanny Lidia y Madison, por ser buena gente.




Por el amor sin fronteras y porque no había más canciones presentables de Rosana, ya que todo eran vídeos de mala calidad grabados en conciertos o "los triunfitos" cantando canciones de ella, pues este vídeo por la tolerancia.




Para Mahaya y otros corazones rotos, esta canción, que es un dramón, pero es preciosa. Es de Revólver, pero canta también Enrique Bumbury.




Para Ernesto, Pam, Marga, y todos los que quieren cambiar lo odioso del mundo:




Porque siempre hay que apostar por el diálogo, pase lo que pase, "Tenemos que hablar", de Presuntos implicados.



Por Irlanda, por lo céltico y para Anaví, esta canción irlandesa traducida al castellano y con música de Carlos Núñez.




Y, para terminar, a los que no he nombrado, por error u omisión, a los que tuvieron la suerte de encontrar al amor de su vida y a los que esperamos encontrarlo algún día, otra canción de Revólver:

jueves, agosto 24, 2006

Nanas de la cebolla
La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre su cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma,
al oírte,bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pones alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
y el niño como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño;
nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ries
con cinco azahares.
Con cinco diminutas ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.

Por extrañas asociaciones de ideas, me pasan esas cosas, debido al post de Malena me vinieron a la cabeza estos versos. Los escribió Miguel Hernández, pertenecen a su último libro “Cancionero y Romancero de Ausencias”, escrito durante los años 41 y 42 en su estancia en la cárcel poco antes de morir allí. Es un poema dedicado a su hijo, en tiempos de hambre la cebolla se convierte en el alimento de los derrotados... Es de mis preferidos de Hernández, muestra el poder de la risa como arma y eso me gusta, yo también lo pienso. La risa es liberadora y cantarina, tras su paso nada puede ser igual y no se trata de reir como los tontos o los indiferentes, se trata de reir para despejar, para aliviar, disfrutar, fluir, por el placer de escucharla y escucharse o por provocar a la vida demostrándola que hay espacios que no puede tocar, que son sólo nuestros. Sí, la cebolla puede ser el alimento de la derrota pero la risa es su adversario para no dejarse vencer: defendiendo la risa pluma por pluma, él lo supo bien...

Oliendo niñez

Fuente clara.
Cielo claro.
¡Oh, cómo se agrandan los pájaros!
Cielo claro.
Fuente clara.
¡Oh, cómo relumbran las naranjas!
Fuente.
Cielo.
¡Oh, cómo el trigo es tierno!
Cielo.
Fuente.
¡Oh, cómo el trigo
es verde!
Federico García Lorca
Dedicado a Isabel Clara, su ahijada.

miércoles, agosto 23, 2006

VACACIONES


Salgo del despacho. La calle es amplia. Las tiendas siguen de veraneo. Entrar por la puerta cada día, para currar, evidencia mi pereza, mi vagancia. No quería ponerme el reloj de nuevo.
A mi alrededor suenan los clicks de las fotos que nos hicimos, los recuerdos vacacionales atropellan mi cabeza, se lanzan contra mí… no me despego de aquellos días y los idealizo.
La mayoría no ha vuelto y la ciudad se despereza aún. El sol no abrasa tanto, pero el sudor me recorre mientras camino. Aparadores cerrados por vacaciones, perros que beben agua en las fuentes, niños persiguiendo a las palomas…
Se han quedado allí en la playa, de aquella isla, nuestras cosas más sinceras, la alegría del ocio y la compañía. Quince amigos dando vueltas, juntos para casi todo, mirando de reojo el calendario y rezando para detener el tiempo y los días.
Ahora vuelve la calma y lo estricto, el orden y la serenidad.
Salgo del despacho en esta tarde, desangelada y rara. Salgo y hago memoria de todo. A mi alrededor todo está visto. A mi alrededor, a penas nada.
Banda sonora: Vacaciones - ESTOPA

martes, agosto 22, 2006

Sudoku y Kamasutra para el pueblo!!!



Este mini post va dedicado a Anavi y Amelche.
Anavi, quien ha encontrado una beneficiosa relectura a sus decires y pensares sobre el sudoku.
Ana, ideóloga de la Generación y filóloga de textos védicos, como se ha revelado...

lunes, agosto 21, 2006

Leche

El pecho blanco, el pecho negro

Mi madre tenía un pecho blanco y un pecho negro.
Al despertar tomaba el pecho blanco en su mano
y acercándolo a mis labios decía: bebe, hijo mío,
y yo bebía una leche blanca, espesa, dulcísima.
Luego apretaba entre los dedos el pezón negro
y colocándolo en mi boca repetía: bebe, hijo mío,
y yo bebía una leche oscura, infinitamente agria.
Mi madre tenía un pecho blanco y un pecho negro.
De día, sosteniendo el pecho blanco en su mano
como una paloma, susurraba: es la luz del mundo;
y a la noche, mientras exprimía suspirando
el pecho negro, prorrumpía: es la oscuridad.
Mi madre tenía un pecho blanco y un pecho negro.
A veces exponía un pecho blanco al sol
y escondiendo bajo su ropa el pecho negro
canturreaba: esta es la leche que sacia toda hambre,
y su rostro se iluminaba con una sonrisa inmortal.
Pero mi boca buscaba otra vez el pecho negro
y tomándolo en su mano con piadosa resignación
lo ponía en mis labios diciendo: bebe, hijo mío,
y yo bebía ávidamente la leche que da más hambre.
Mi madre tenía un pecho blanco y un pecho negro.

Horacio Castillo


Horacio Castillo nació en Ensenada, Provincia de Buenos Aires, 1934.Ha sido traducido al francés, al inglés, al italiano, y entre sus libros de poesía se destacan: La casa del ahorcado. Obra poética 1974-1999, Los gatos de la Acrópolis, 1998. Su mirada lo acerca a la antigua poesía latina. Acude con soltura a las figuras del mito, la historia o la leyenda. Recibió los más importantes premios nacionales y es miembro de la Academia Argentina de Letras. Actualmente reside en La Plata.

lunes, agosto 14, 2006

Sonidos y Colores y Música Dada

A mi me da mucho placer conocer música nueva. A estos señores me los presentaron ayer. Se puede decir que es un poco rara, pero me gustó.


EL COMPOSITOR SINESTÉSICO: Oliver Messiaen

“Uno de los grandes dramas de mi vida consiste en decirle a la gente que veo colores cuando escucho música, y ellos no ven nada, nada en absoluto. Eso es terrible. Y ellos no me creen. Cuando escucho música yo veo colores. Los acordes se expresan en términos de color para mí. Estoy convencido de que uno puede expresar esto al público.”

Olivier Messiaen (1908-1992) es uno de los compositores más importantes del s.XX. Músico francés nacido en Avignon, estudió órgano y composición en el conservatorio de París, entre otros con Paul Dukas. Escribió principalmente para órgano, piano, orquesta y obras vocales.

Montaje Dibujos con musica de Messiaen



Entre los trastornos sensoperceptivos se encuentran aquellos en los que las percepciones se aglutinan: son las sinestesias, un trastorno infrecuente de la percepción en el que el estímulo a través de uno de los sentidos provoca simultáneamente la sensación en otro.

Las sinestesias más frecuentes aunan percepciones visuales y auditivas, de modo que los sonidos, las palabras o la música evocan simultáneamente la visión de colores.


MUSICA DADA: Arto Lindsay

Nació en un monasterio Brasileño. Vivió en Paris y Nueva York, y se convirtió en un intelectual del rock de fines de los '70. Compuso dentro de una vanguardia abstracta y conceptual, y fue uno de los protagonistas de la "no wave" de Nueva York. Tocó en los clubes alternativos de esa ciudad, haciendo sonar su guitarra atonal, con el grupo DNA (ADN) y Amibtious Lovers, entre otros.

"No Wave" fue una vanguardia musical de corta vida pero mucha influencia sobre el punk-rock, centrada en Nueva York a fines de los '70 y principios de los '80. El término "no wave" hace es un juego de palabras irónico que rechazaba los elementos comerciales del entonces popular Género "New Wave", y es también la declaración de la naturaleza experimental de esta música.

Sakamoto + Lindsay - It Only Has To Happen Once
(Live at NYC )





domingo, agosto 13, 2006

Domingo

http://www.scenta.co.uk/minisites/flash/roboclaw/index.html

Por si quereis pasaros un rato entretenido ayer hicimos un campeonato entre mi sobrino, mi hermana y yo y confieso que el chico nos gano, naturalmente .

Rojitas las orejas

Se me ocurre que me beses, me beses siempre. Que no dejes de hacerlo nunca...como si fuese la primera vez, en aquel despacho...

ROJITAS LAS OREJAS - Fito & Fitipaldis

Qué tiene tu veneno
Que me quita la vida sólo con un beso
Y me lleva a la luna
Y me ofrece la droga que todo lo cura.
Dependencia bendita
Invisible cadena que me ata a la vida
Y en momentos oscuros
Palmadita en la espalda y ya estoy más seguro
Se me ponen si me besas
Rojitas las orejas
Pon carita de pena
Que ya sabes que haré todo lo que tú quieras
Ojos de la luna llena
Tu mirada es de fuego y mi cuerpo de cera
Tú eres mi verso,
pluma, papel y sentimiento
La noche yo y tú la luna,
Tú la cerveza y yo la espuma
Se me ponen si me besas
Rojitas las orejas

Au bois de mon coeur

Au bois d'Meudon y a des petit's fleurs Y a des petit's fleurs

Y a des copains au, au bois d'mon cœur Au, au bois d'mon cœur

Georges Brassens

Photos_ Gerard Laurent


viernes, agosto 11, 2006

Músicas del mundo 9.

Como hoy no está el DJ Xnem para ponernos las músicas del mundo, me tomo la libertad de hacer yo el programa y colocaros música irlandesa. Pero nada de gaitas, violines y bodhráns tradicionales, sino la música que cantan en los pubs cuando ya van con unas Guinness de más. Empezaremos por Molly Malone, de la que le hablé hace un tiempo a Reaño, pero no encontré el vídeo en aquel momento. He aquí este de Sinead O'Connor, un poco lento para mi gusto, pero es una canción que hay que saborear despacio. Trata de una chica, Molly Malone, que se dedicaba a vender pescado por las calles de Dublín con una carretilla y, al final, acaba mal porque se muere de una fiebre que le pega, las canciones irlandesas suelen ser un poco tristes o trágicas, no sé por qué.




Luego, The Fields of Athenry, que también me encanta. Es una canción de amor en la que un chico está preso por haberse rebelado contra el gobierno debido a la hambruna de 1845-48 y lo van a mandar deportado a Australia. Él le dice que cuide de su hijo y le recuerda los buenos tiempos cuando estaban en los campos de Athenry y contemplaban, enamorados, a los pájaros volar libres. Además, en Athenry comimos el domingo Anaví, los niños y yo.



No podía faltar Dirty Old Town, que habla también de ciudades y amores pasados. (No os fijéis en los dientes del que canta, ¡ja,ja!)



Y, siguiendo con las ciudades, la de Derry, ¡cómo no! The Town I Love So Well, en la que un chico cuenta su niñez y juventud en Derry y cómo, tras unos años fuera de Irlanda, vuelve y se la encuentra destrozada por ser la época de The Troubles (los conflictos que hubo en Irlanda del Norte en los 70 y 80). Prometo traducirla otro día, ya que se la hice escuchar a Anaví en Blarney y me dijo que tenía que ponerla en el blog. También está en versión más lenta que la que tengo yo en mi CD, pero es que no he encontrado otra, sorry. Si encuentro luego otra, la pongo.



Viva la Quinta Brigada, que os va a encantar a los republicanos, habla de los soldados irlandeses que lucharon en la Guerra Civil española en las Brigadas internacionales. Carlos Núñez tiene una versión muy buena que empieza como una canción irlandesa típica y acaba como un pasodoble español. Entre otras cosas, dice:

"They came to stand beside the Spanish people
To try and stem the rising fascist tide
Franco's allies were the powerful and wealthy
Frank Ryan's men came from the other side."

(Vinieron para ponerse al lado del pueblo español, para detener el alzamiento fascista. Los aliados de Franco eran los poderosos y los ricos, los hombres de Frank Ryan venían del otro lado.)

"Bob Hilliard was a Church of Ireland pastor
Form Killarney across the Pyrenees he came
From Derry came a brave young Christian Brother
Side by side they fought and died in Spain."

(Bob Hilliard era un pastor de la Iglesia anglicana irlandesa, de Killarney vino cruzando los Pirineos. De Derry llegó un valiente joven católico de la orden de los Christian Brothers y codo con codo lucharon juntos y murieron en España.)

"No Pasarán, the pledge that made them fight.
Adelante was the cry around the hillside.
Let us all remember them tonight.
Viva la Quinta Brigada."

("No pasarán", el juramento que les hacía luchar. "¡Adelante!" era el grito en las montañas, recordémoslos a todos esta noche. ¡Viva la Quinta Brigada!)









Os lo dedico a todos y espero que os guste. Besos irlandeses y a por las pintas de cerveza negra, aunque a mí no me gusta.

Libertad de expresión.

Leo en el blog de Umma esto y me adhiero plenamente: no a la censura en internet y mucho menos en los blogs. Desde su página se puede firmar el manifiesto de Amnistía internacional, pero está en inglés. Yo os lo pongo en español, así sabéis de qué va la cosa.

miércoles, agosto 09, 2006

Yagüe
CONJUROS PARA ALEJAR EL MIEDO EN NOCHES DE LUNA LLENA

NO TEMAS

Por el pasillo avanza la penumbra,
unas formas que semejan fantasmas.
Más no temas, no son malos espíritus.
Son solamente duendes juguetones
cuyo ser se disuelve en la música
del piano vecino, o en el cantar
de un río de tu país, que recuerdes
cerrando los ojos. No temas, no,
que encenderé la lámpara, y se irán.

Juan Manuel Bonet

El poema es como una iluminación, dice, alrededor de un instante, de una cosa, de un rostro, de una ciudad, de un tiempo pasado o lejano, propio o ajeno, de un libro, un olor...

martes, agosto 08, 2006


"Es muy fácil vivir haciendo el tonto. De haberlo sabido antes me habría declarado idiota desde mi juventud, y puede que a estas fechas hasta fuera más inteligente. Pero quise tener ingenio demasiado pronto, y héme aquí y ahora hecho un imbécil"

Fiodor Dostoievsky

Líquido intenso

De vez en cuando mis manos juegan a atraparte
eres como el agua, te filtras por los dedos
Y me dejas mas sedienta
Te filtras y te escapas
Y dejas a mis labios
Sedientos de besarte.

The Artist - Martin Waugh
Liquid Sculpture

¿Qué tipo de postmoderno eres?


What kind of postmodernist are you!?

You are a Revisionist Historian. You are the Clark Kent of postmodernists. You probably want to work in a library or in social services. No one suspects you of being a postmodernist... until they read your publications!
Take this quiz!








Quizilla |
Join

| Make A Quiz | More Quizzes | Grab Code

lunes, agosto 07, 2006

¿Os apuntais?

amelche seguro que se podria apuntar porque le pilla mas cerca. Yo nu se si lo haria, pero si iria como espectadora, seguro... :D :D hay que alegrar la vista de vez en cuando..

http://es.news.yahoo.com/28072006/159/
mayor-torneo-strip-poker-sera-19-agosto-londres.html

El Rey de los visigodos

Pues yo no tengo fotos de abuelos, vaya sí pero no escaneadas, así que aquí está mi padre, que se convertiría en un abuelo añorado. Esta foto en concreto me remueve, él tenía 18 años y a medida que yo crecía me resultaba extraño mirarla y pensar que mi edad empezaba a ser la suya. Echo de menos al ser real que hay tras la figura paterna, murió cuando yo era muy joven y nunca tuve tiempo de conocerle, de reconocer a la persona independiente que era cuando no era mi padre.
Ahora me divierte ver sus rasgos diseminados entre algunos de mis sobrinos: la boca en Helena y Sara, los ojos negros y pensativos en Luisete, o su forma rasgada y grande en los de Manuel aunque sean verdes, la nariz fuerte de Alba... y sus pestañas largas en cada uno de nosotros, los hijos y nietos, el gen dominante por antonomasia en mi familia. Entre ellos es una cuestión de prestigio parecerse al abu en mayor o menor medida... ese abuelo que ninguno de ellos llegó a conocer pero del que saben miles de historias junto con esta fotografía, la preferida de todos. Esta fotografía guardaba una historia al dorso que descubrimos muchos años después y para todos se convirtió en una lección de vida: el asombro que supone descubrir a tus padres como seres independientes a uno mismo y con sus propias vivencias. Nadie conoce a nadie...

El mio

Mi abuelo materno en la orquesta del cuartel. El del bombo.

En el monumento a Colón de Barcelona.

Y como no me voy a sumar yo a las rememoraciones de abuelos.
Mi abuelo Teodoro, ya expliqué alguna cosita en un post sobre Paris:
“Mi abuelo Teodoro” 6.03.2006.
El señor hacía poesía, como divertimento y para recitar en las fiestas señaladas, tengo alguna picada a máquina que sonroja, un poco ñoña y previsible. Hay una dedicada a la comunión de su hijo del 26 de mayo de 1949.
En fin del tipo;

…Con los papás afectuoso
has de ser, sin replicar,
con tu hermana cariñoso,
con tu abuelita juicioso
y con todos ejemplar. “…

Además eran eternas, no terminaba nunca!

Luego hay otra no menos ñoña, pero si mas divertida de cuando terminó el servicio militar, ¿que dónde lo hizo? Pues en Barcelona!
Es la repera “El adios a Barcelona”. Primera y segunda parte, está impreso y hay una para que la cantara todo el batallón de despedida, "La canción de los Cumplidos" con adaptación para la música de “La canción del soldado”.
También está la primera parte de “La alegría en los Cuarteles”, de esa mejor no hablar.
Las que mas gracia me hacen es en las que se pone picarón.
En "El adios a Barcelona. (segunda parte)".-

“Adios lindos merenderos
de las faldas de Montjuich;
en tus faldas cuantas faldas
hacen entrega de si!




domingo, agosto 06, 2006

Mi abuelo materno

Erasmo Carranza Iribarren, mi abuelo:



Hijo de padres vascos. En esta foto, con el uniforme del ejército peruano (nadie es perfecto). Felizmente abandonó estas costumbres, se unió a un partido de izquierdas y decantó en el anarquismo.
Desterrado, encarcelado, expatriado y una seguidilla de cosas.
De ideas penetrantes, convincentes y, además, puñetazos de gran arte.
Murió cuando yo tenía 9 años.
Se te extraña, viejo Erasmo.
Las tardes de domingo perdieron un retazo de brillo que a veces vuelve, con un sorbo de café... con las viejas canciones, con tus frases.

El Jardín Azul de tus Pulmones

Baldomero Fernández Moreno, mi abuelo materno, nació en Buenos Aires. Hijo de un comerciante de telas español, que había venido a probar suerte aquí (no le fue bien...mala suerte para mí) A los 3 años lo llevan a España y allí recibe su educación prmaria y secundaria, en un pueblecito cerca de Santander.

Regresa a Baires y estudia medicina, porque en la familia hacia falta una profesión sólida, digamos... tan sólida como el metal de las monedas.... Ejerce durante unos años tironeado entre la profesión (que nunca fue vocación) y su afición a escribir poemas. En algún momento no puede más. Deja la medicina y se dedica a escribir. Para vivir, enseña literatura. Y por las noches porteñas sale a caminar, andar por los cafés, y a escribir versos... Ganó varios concursos nacionales y municipales de poesía, publicó numerosas obras... Aquí transcribo una de las que más me gusta a mí.



SONETO A TUS VISCERAS

Harto ya de alabar tu piel dorada
tus externas y muchas perfecciones,
canto al jardín azul de tus pulmones
y a tu tráquea elegante y anillada.

Canto a tu masa intestinal rosada,
al bazo, al páncreas, a los epiplones,
al doble filtro gris de tus riñones
y a tu matriz, profunda y renovada.

Canto al tuétano dulce de tus huesos,
a la linfa que embebe tus tejidos,
al acre olor orgánico que exhalas.

Quiero gastar tus vísceras a besos,
vivir dentro de ti con mis sentidos...
yo soy un sapo negro con dos alas.

BFM

En fin, no me meteré hoy con cosillas que ya no me gustan tanto, como que no permitiera que mi abuelita dona Dalmira López Osornio mostrara sus poemas... Eso ya es otro cuento...


¿os gusta?

¿Te gusta que te soben?
¿Te gusta que te rocen?
¿Que te hagan sudar?
¿Que te respiren en la nuca y/o en tu cara?
¿Adoptar nuevas posturas?
¿Llegar hasta el fondo?
¿O solo a la punta?
Subir............bajar...........
Entrar............salir.......
Entrar frio... salir caliente y sudado...
¿Siiii ?
. Entonces.................
¡¡¡Usa el metro !!!!!
Metro de Madrid. te ayudamos a hacer realidad tus sueños...

Estoy hasta las narices de temas serios y culturares, me hace falta reir como respirar.¡Ea!

sábado, agosto 05, 2006

Fotos sepias.

Armar este post, me vibro el alma, no suelo regresar a las imagenes del pasado, por eso es posible que no tenga una caja con fotos, estan desparramadas entre las hojas de mis libros, aun no encontre el motivo.
Esta es mama Nelly y papa Manuel, se conocieron en casa de unos amigos bailando Malena.
Cuando pienso en mis padres los siento distintos.
Ella era toda seda, parecia que flotaba, tenia algo especial, su sentido de la estetica, su manera de ver. Cuando escucho She, siento que ella se acerca y me acaricia.
Papa era dominante y absoluto, sus planteos eran ley.


Vivieron siempre juntos, compartiendo la vida.



Papa era mi quitamiedos. En sus brazos podia ser la niña mas feliz del mundo.


Me definiria con una sola palabra "rebelde" , mi lema era ir en contra,
odiaba lo impuesto, asi fueron en vano mis años de frances, de guitarra, de protocolo,
el colegio de pago.
Solamente era feliz con mis hermanos y sus amigos jugando al futbol.
Me entristecian los viajes de siempre.
Me vestian como una lady , pero yo me las arreglaba para estar hecha un estropajo
en intantes.


En el secundario la pase mejor (trece años),
retiros espirituales y el mar.
Disfrutaba siempre siempre, hacia locuras,
recorria sola la playa por horas,
enloqueciendo a cuanta monja habia alrededor.
Mis amigos los de siempre.
Los viajes constantes. :(
Mi sonrisa la de hoy.

El rey de Harlem




Con una cuchara
arrancaba los ojos a los cocodrilos
y golpeaba el trasero de los monos.
Con una cuchara.

Fuego de siempre dormía en los pedernales,
y los escarabajos borrachos de anís
olvidaban el musgo de las aldeas.

Aquel viejo cubierto de setas
iba al sitio donde lloraban los negros
mientras crujía la cuchara del rey
y llegaban los tanques de agua podrida.

Las rosas huían por los filos
de las últimas curvas del aire,
y en los montones de azafrán
los niños machacaban pequeñas ardillas
con un rubor de frenesí manchado.

Es preciso cruzar los puentes
y llegar al rubor negro
para que el perfume de pulmón
nos golpee las sienes con su vestido
de caliente piña.

Es preciso matar al rubio vendedor de aguardiente
a todos los amigos de la manzana y de la arena,
y es necesario dar con los puños cerrados
a las pequeñas judías que tiemblan llenas de burbujas,
para que el rey de Harlem cante con su muchedumbre,
para que los cocodrilos duerman en largas filas
bajo el amianto de la luna,
y para que nadie dude de la infinita belleza
de los plumeros, los ralladores, los cobres y las cacerolas de las cocinas.

¡Ay, Harlem! ¡Ay, Harlem! ¡Ay, Harlem!
No hay angustia comparable a tus rojos oprimidos,
a tu sangre estremecida dentro del eclipse oscuro,
a tu violencia granate sordomuda en la penumbra,
a tu gran rey prisionero, con un traje de conserje.

Tenía la noche una hendidura y quietas salamandras de marfil.
Las muchachas americanas
llevaban niños y monedas en el vientre
y los muchachos se desmayaban en la cruz del desperezo.
Ellos son.
Ellos son los que beben el whisky de plata junto a los volcanes
y tragan pedacitos de corazón por las heladas montañas del oso.

Aquella noche el rey de Harlem con una durísima cuchara
arrancaba los ojos a los cocodrilos
y golpeaba el trasero de los monos.
Con una cuchara.
Los negros lloraban confundidos
entre paraguas y soles de oro,
los mulatos estiraban gomas, ansiosos de llegar al torso blanco,
y el viento empañaba espejos
y quebraba las venas de los bailarines.

Negros, Negros, Negros, Negros.

La sangre no tiene puertas en vuestra noche boca arriba.
No hay rubor. Sangre furiosa por debajo de las pieles,
viva en la espina del puñal y en el pecho de los paisajes,
bajo las pinzas y las retamas de la celeste luna de cáncer.

Sangre que busca por mil caminos muertes enharinadas y ceniza de nardo,
cielos yertos, en declive, donde las colonias de planetas
rueden por las playas con los objetos abandonados.

Sangre que mira lenta con el rabo del ojo,
hecha de espartos exprimidos, néctares de subterráneos.
Sangre que oxida el alisio descuidado en una huella
y disuelve a las mariposas en los cristales de la ventana.

Es la sangre que viene, que vendrá
por los tejados y azoteas, por todas partes,
para quemar la clorofila de las mujeres rubias,
para gemir al pie de las camas ante el insomnio de los lavabos
y estrellarse en una aurora de tabaco y bajo amarillo.

Hay que huir,
huir por las esquinas y encerrarse en los últimos pisos,
porque el tuétano del bosque penetrará por las rendijas
para dejar en vuestra carne una leve huella de eclipse
y una falsa tristeza de guante desteñido y rosa química.

*

Es por el silencio sapientísimo
cuando los camareros y los cocineros y los que limpian con la lengua
las heridas de los millonarios
buscan al rey por las calles o en los ángulos del salitre.

Un viento sur de madera, oblicuo en el negro fango,
escupe a las barcas rotas y se clava puntillas en los hombros;
un viento sur que lleva
colmillos, girasoles, alfabetos
y una pila de Volta con avispas ahogadas.

El olvido estaba expresado por tres gotas de tinta sobre el monóculo,
el amor por un solo rostro invisible a flor de piedra.
Médulas y corolas componían sobre las nubes
un desierto de tallos sin una sola rosa.

*

A la izquierda, a la derecha, por el sur y por el norte,
se levanta el muro impasible
para el topo, la aguja del agua.
No busquéis, negros, su grieta
para hallar la máscara infinita.
Buscad el gran sol del centro
hechos una piña zumbadora.

El sol que se desliza por los bosques
seguro de no encontrar una ninfa,
el sol que destruye números y no ha cruzado nunca un sueño,
el tatuado sol que baja por el río
y muge seguido de caimanes.

Negros, Negros, Negros, Negros.

Jamás sierpe, ni cebra, ni mula
palidecieron al morir.
El leñador no sabe cuándo expiran
los clamorosos árboles que corta.
Aguardad bajo la sombra vegetal de vuestro rey
a que cicutas y cardos y ortigas turben postreras azoteas.
Entonces, negros, entonces, entonces,
podréis besar con frenesí las ruedas de las bicicletas,
poner parejas de microscopios en las cuevas de las ardillas
y danzar al fin, sin duda, mientras las flores erizadas
asesinan a nuestro Moisés casi en los juncos del cielo.

¡Ay, Harlem, disfrazada!
¡Ay, Harlem, amenazada por un gentío de trajes sin cabeza!
Me llega tu rumor,
me llega tu rumor atravesando troncos y ascensores,
a través de láminas grises
donde flotan tus automóviles cubiertos de dientes,
a través de los caballos muertos y los crímenes diminutos,
a través de tu gran rey desesperado
cuyas barbas llegan al mar.

Federico Garcia Lorca

Poema Ausente

Acá va un poema de Horacio Castillo, que se llama "El pecho blanco el pecho negro" y es muy bello.

Pero resulta que no encuentro el libro. Shit. Mi biblioteca es un despelote. Y sólo puedo recordar ese verso que dice "yo bebía la leche que da más hambre..." y también el que dice "mi madre tenía un pecho blanco y un pecho negro"

Pero de todos modos prometo ponerlo pronto, porque lo voy a encontar. Ese poeta vive y no se comercializa a sí mismo ni hace "carrera literaria", cosa tan ridícula... si se piensa que escribir es una pasión.

Perdón por este desliz... hic...


Foto CV

En cambio voy a poner unos del poeta venezolano Juan Calzadilla, pintor, poeta y amante de las mujeres, aún ahora en sus jóvenes setentaypico... Formó parte del movimiento "El Techo de la Ballena", vanguardia de rebelión artística, ética y política de la década del '60 en Venezuela.

****************************************
No me siento cómodo en mis ojos de paseante.

Mis ojos quisieran también trotar, avanzar,

deslizarse por los pasamanos, involucrarse en

la velocidad con que, por ejemplo, corro detrás

de las piernas de esa muchacha cuya piel

roza el frío aluminio de la escalera mecánica

donde su postura indolente, casi impúdica, se

deja captar en un movimiento como sobre la

cresta de una ola.

Pero, después de todo, comprobada su

nulidad táctil, mis ojos retornan a sus puestos

de vigía, allí donde las órbitas, cerrándose

como postigos, sólo permiten el débil parpadeo

a ras del cual la mirada se siente frustrada

por haberle sido impedido el placer de llevar

dos manos.

*********************************************

Donde se pregunta por la morada del ser

-Si no estoy en mi traje

y tampoco en mi desnudo

¿en qué parte estoy

que diga de mí lo que en mí falta,

sobra o he perdido?

-En las palabras

****************************************

Cantar a los pájaros

Observa con qué facilidad escribes

sobre pájaros. Pero ¿cuántos has palpado

amorosamente con el calor de tus manos?

¿Cuántos han latido realmente

bajo la presión de tus dedos?

¿Acaso los has descrito

sin olvidar detalle como quien

conoce bien un cuerpo amado?

¿Los has liberado acaso

del peso de tus palabras?

Juan Calzadilla, Venezuela, 1931.

jueves, agosto 03, 2006

Dick o la mirada visionaria


Philip Kendred Dick, nacido de manera prematura en Chicago, empezó a escribir historias de ciencia-ficción muy joven, imaginando mundos y compaginando la literatura con sus reuniones con los círculos intelectuales de Berkeley, empapándose de cultura y saber.

Su vida estuvo marcada por la muerte de su hermana gemela June, por su hipocondríaca actitud ante la vida, por unos ataques de pánico que lograban aterrarle y, a menudo, retraerle y convertirle en un ser tremendamente peculiar.

Sus historias empezaron a aparecer en las revistas pulp de los 50 y los 60, como “Planet Stories”, que publicó una de sus primeras historias y le abrió a Dick algunas de esas puertas interestelares hacia el mundo de la literatura de ciencia ficción.

Su vida fue convulsiva, ajetreada, marcada por un cierto toque de excentricidad. Obsesionado con su alrededor, se sentía habitualmente observado, creía que los extraterrestres le vigilaban muy de cerca, no dudaba de la existencia de mundos paralelos o psíquicos, experimentaba con todo tipo de substancias psicotrópicas. Y en parte debemos agradecerle estas excentricidades: quizá, sin ellas, su genialidad no tendría cabida.

Algunas de sus mejores novelas son obras de culto para los aficionados a la ciencia ficción: “Lotería solar”, la maravillosa “Ubik” o una de las imprescindibles... “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, que fue la fuente para una de las películas que más me han marcado en mis veinte años de edad: “Blade Runner”.

Podría pasarme horas hablando de este autor, y de ciencia ficción, pero... basta por hoy. En otra ocasión más.

Alejandra Pizarnik


Sombra de los días a venir


Mañana
me vestirán con cenizas al alba
me llenarán la boca de flores.
Aprenderé a dormir
en la memoria de un muro,
en la respiración de un animal que sueña.

Alejandra Pizarnik
Escritora argentina, nacida en 1936 Buenos Aires, de una familia de inmigrantes de Europa oriental. Estudió filosofía y letras en la Universidad de Buenos Aires y también pintura.
Vivió en París, trabajando en la revista Diógenes, estudiando en la Sorbona historia de la religión literatura francesa; y en los EE..UU. gracias a becas de la fundación Fullbright y Guggenheim. Tuvo contacto con importantes figuras literarias como: Octavio Paz, Julio Cortázar y André Pierre de Mandiargues, haciendo también trabajos de traducción.

Desde su comienzo con “La tierra más ajena” (1955) fue considerada como una de las principales voces líricas de su generación. Su actitud de meditación de la palabra sobre sí misma, unida a sus obsesiones sobre la magia de la infancia, el narcisismo de la identidad, hacen de ella una personalidad singular y referente.

En 1972 mientras pasaba un fin de semana fuera de la clínica psiquiátrica donde estaba internada, murió de una sobredosis intencionada de seconal.

Entre sus obras en verso figuran: "La última inocencia" (1956), "Las aventuras perdidas" (1958), "Árbol de Diana" (1962), "Los trabajos y las noches" (1965), "Extracción de la piedra de locura" (1968) y "El infierno musical" (1971); siendo "La condesa sangrienta" (1971) su relato poemático en prosa.

Verano en la gran ciudad.

Lo mejor de vivir en una gran ciudad como Barcelona, es que en verano las ofertas de ocio al aire libre se multiplican. Hay un fenómeno de vasos comunicantes que hace que a la vez que mucha gente abandona la ciudad otros de fuera, llegan de visita, estos últimos son los primeros en disfrutar de estas iniciativas.
En los últimos años la mas atractiva sin duda es SALA MONTJUÏC “El millor cinema a l´aire lliure”; (El mejor cine al aire libre) slogan completamente cierto, ya que debe ser el único estable. Cada año desde principios de julio a principios de agosto por el módico precio de 4 euros, dos días por semana –miércoles y viernes- se pueden ver las mejores películas de la temporada y algunos clásicos en versión original. El marco es realmente incomparable, en el foso del castillo de Montjuïc, en el mismo sitio donde no hace tanto fusilaban, entre otros reos políticos, presidentes de la Generalitat. Y allí donde de día se practica el tiro al arco, al anochecer una gran pantalla, bajo la luna y las estrellas nos proporciona el mejor cine.
Pero eso no es todo, las puertas se abren a las 20,30. Uno llega con su fiambrera, sus bocadillos, ensaladas, botellas de cerveza o vino, -por supuesto también hay un bar-, de entrada te proporcionan una esterilla de esparto y si quieres también puedes alquilar una tumbona por dos euros mas, -y es realmente mucho mas cómoda que la hierba-. Se puede cenar y fumar –de todo- mientras un grupo de jazz ameniza la velada, la noche cae, a las 21 h. empieza un corto –siempre para todos los gustos- y a las 22,15 horas empieza la peli. Anoche fue “Annie Hall” de Woody Allen. 1977. Película que casi no ha envejecido, los chistes siguen con la misma chispa, quizá la última parte empieza a flojear, pero en general se mantiene como una de las grandes obras de su extensa filmografía.
Para que os hagáis una idea la programación de este año ha sido.
“Una historia de violencia” de David Cronenberg. 2006.
“El odio” Mathieu Kassovits. 1995.
“La vida secreta de las palabras” Isabel Coixet. 2005.
“El castillo ambulante” Hayao Miyazaki. 2004.
“Paradise now” Hany Abu-Assad. 2005.
“Las invasiones bárbaras” Denys Arcand. 2003.
“Everything is illuminated” Liev Schreiber. 2005.
“1,2,3," Billy Wilder. 1961.
“Annie Hall” Woody Allen. 1977.
Y para los que estén por Barcelona el viernes que viene -4 de agosto-;
“Tapas” José Corbacho y Juan Cruz. 2005.

Normalmente el día de despedida se proyecta también una película sorpresa a las 00 h. Después uno puede quedarse el tiempo que quiera a gozar de la noche sobre la hierba continuando el “pikenique”.

¿Alguien da mas por 6 euros?

Si desan pasar por la web, la campaña publicitaria de este año es realmente atractiva.

otro post pa ernesto


Espero que le guste iba a subir otra pagina peroboggler se ha gripado y dice que nones.

martes, agosto 01, 2006

Me vais a perdonar, mi macarrería, mi punkeza, llamadlo como querais...

Leo en varios blogs que hay una cadena por el Líbano, para poner velitas o hacer poemas a favor de la paz... como iniciativas inútiles que calman conciencias deben estar muy bien. Se me ocurre alguna más: hacer mantelitos de pitipuá, bizcochos para enviar a los niños bombardeados o recopilar tiritas en desuso, podemos elegir si para tapar aullidos o heridas.
Ya, algo hay que hacer, me direis y no digo yo que no. No soy estadista, no tengo poder y ni siquiera se me pasa por la imaginación que puede ser efectivo, de verdad que lo busco y lo pienso pero no hay manera... Sólo sé que contra la barbarie, la crueldad y la impunidad más absoluta me niego a entrar el juego de lo políticamente correcto, a contrarrestar con detalles tiernos y simbolistas, más propios de señoras postulantes que de gentes indignadas, hartas ya de la impotencia que supone el no poder mover pieza...

Llamadme para convocar a gente en cada ciudad, de cada país para plantarnos delante de la Embajada de Israel y mentar su puñetera alma, mientras tanto... Señores, yo elijo quedarme sentada, igualmente inútil, pero seguire cabreada contra mí y eso me permitirá leer el diario cada día con la misma rabia...